20.09.2018. 19:30h – Tabacalera. Promoción del Arte

20.09.2018. 19:30h – Tabacalera. Promoción del Arte

Espacios a Habitar

Las piezas de videocreación y videoinstalación que se muestran en esta sala presentan una serie de espacios junto con la propuesta de un modo de acceder a ellos que se aparta de la narrativa del mundo a la que estamos acostumbrados. Los artistas, habiendo alterado sus códigos habituales, jugando con las leyes naturales, escalas y tiempos o mediante la retirada e introducción de elementos clave, provocan un extrañamiento que nos obliga a volver a palpar, reconocer y componernos con estos lugares que ya no responden a nuestras expectativas.

Adentrados en estos espacios que se nos presentan extendidos en alguna dirección y desplazados respecto del mapa de coordenadas que solemos desplegar por defecto, nos corresponde ahora explorarlos con una disposición activa y echando mano de nuevas estrategias de orientación. La imaginación, la memoria, la capacidad de relación, los dejà-vu, junto con lo percibido por los sentidos, entran así en juego para suplir, en función de nuestros afectos, las incertidumbres que surgen al recorrer y volver a habitar estos territorios liberados.

Ello permite, a su vez, que pueda darse en el público que los atraviesa algún tipo de revelación. Así, Mauricio Alejo con Grieta, Línea y Hoyo abre precisamente dichas hendiduras en la realidad más cotidiana, haciendo que asomen sus posibles pliegues, sus caras ocultas o reversibles e invitando a cuestionar la idiosincrasia de aquello en lo que, un momento atrás, ni siquiera habíamos reparado por anodino. En Tango, mediante un juego coreográfico de superposición de lo que podrían ser tiempos pasados, Zbigniew Rybcynski hace visible la memoria de un espacio en el que no deja de reverberar y cuyas puertas y ventanas no son las únicas que quedan abiertas con la entrada y la salida en bucle de los personajes, pues tiene la capacidad de interpelarnos más allá. A su vez, David Benito, Elena Córdoba y Ada Salas, se sirven de una modulación de escalas para hacer perceptible que Lo que muda no muere y ofrecer un paisaje en el que recrearnos que de otra forma pasaríamos por alto. Francesc Torres en Old flames y Ricard Carbonell I Saurí en Patarei Prison han escogido elementos concretos que parecen operar como lazarillos en nuestra marcha de rastreo. Así, los mecheros que va hallando en el campo el primero y la pelota de tenis introducida por el segundo en la antigua prisión y que recorre a botes el edificio, vibran con los respectivos espacios invocando ausencias, generando ecos de un tiempo pasado, movilizando improntas, actualizando historias íntimas y acontecimientos, que, como en el resto de propuestas, dependerá de cada espectador organizar de acuerdo con sus sensibilidades y ambiciones. Christophe Litou propone un reto análogo en Rear Window pero, esta vez, en un espacio que ha sido expresamente vaciado de toda referencia a la trama cinematográfica de la que parte con el fin de que cada cual ponga a trabajar el imaginario propio hasta donde esté dispuesto a llegar, haciéndose cargo de su propia experiencia.

Son ejemplos estos, en definitiva, de la posibilidad que existe siempre a nuestro alcance de realizar vaciados en los espacios que pensamos ya colonizados para volver a ser pioneros en ellos, para volver a habitarlos en la pregunta, para volver a apropiarnos de los mismos con otra mirada, significado e intención.

Texto: Begoña Moreno-Luque

SEDE

Detalles